Así fue el encuentro de EVA sobre los retos del mantenimiento en España
17844
post-template-default,single,single-post,postid-17844,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Así fue el encuentro de EVA sobre los retos del mantenimiento en España

Así fue el encuentro de EVA sobre los retos del mantenimiento en España

Ellas Vuelan Alto celebró con el patrocinio de Iberia su primer evento de 2020, Retos del Mantenimiento Aeronáutico en España. Un sector en pleno crecimiento pero con importantes desafíos como el de la tecnología.

Con el patrocinio de Iberia, Ellas Vuelan Alto reunió a tres destacadas profesionales del sector del mantenimiento aeronáutico en España, que aportaron la visión en tres áreas diferentes de esta actividad: MRO comercial, militar y helicópteros.

Isabel Maestre, vicepresidenta de Ellas Vuelan Alto y directora de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, inauguró la jornada. Durante su intervención la vicepresidenta de EVA ofreció algunos datos de la actividad, tanto a nivel global como en nuestro país. El MRO representa el segmento de mayor actividad dentro de los servicios aeronáuticos en España y en el mundo, con un 60 por ciento, afirmó Maestre.

En España el mantenimiento aeronáutico es una industria ya madura pero se enfrenta a importantes retos, como el de la competencia de terceros países, con mano de obra más barata, la incorporación de las nuevas tecnologías, y atender las puntas de actividad, que especialmente en la aviación comercial y en el sector de extinción de incendios se producen en verano.

 

En la mesa de debate contamos con la presencia de Ana Belén Gil, Responsable de actividades de apoyo al Mantenimiento de Babcock España; Eylo González, Directora de motores de la Dirección Técnica de Iberia y Gloria Vicente HO production quality MRTT,  de Airbus DS.

 

El debate se organizó en torno a cinco temáticas principales, situación actual del negocio del MRO en la actualidad; nuevas tecnologías; posicionamiento frente a la competencia y riesgo de deslocalización, falta de personal cualificado y rotación de profesionales por la alta temporalidad de la actividad, y principales retos y cómo resolverlos., moderado por Silvia Vela, Directora jurídica y de redes de Ellas Vuelan Alto .

Ana Belén Gil, de Babcock, explicó que desde el punto de vista del mantenimiento de servicios de emergencias, como la extinción de incendios, existen dos grandes retos. «Ser capaces de captar y retener a personal cualificado«, afirmó, e «incorporar nuevas tecnologías que nos permitan ser más eficientes».

Por su parte, Eylo González, de Iberia Mantenimiento, también identificó la innovación, tanto en grandes como en pequeñas tecnologías, como uno de los retos del sector. La directora de motores de la división técnica de Iberia también explicó que mejorar la eficiencia es fundamental, sobre todo en lo que se refiere al mantenimiento de célula de los aviones de pasillo único y, por último, en el segmento que más le atañe, el de motores, afirmó que el gran reto es crecer de forma controlada y sostenida, a tenor de la gran demanda que este subsegmento está experimentando.

Por último, Gloria Vicente, de Airbus DS, desde la perspectiva de una organización que es fabricante, además de mantenedor, explicó que la incorporación de nuevas tecnologías es una cuestión inaplazable, mientras que en el sector de aviones militares, el otro gran reto es el de adaptarse a los ciclos de inversión en sistemas de defensa de los distintos países.

 

Clausuró la jornada Juan Cierco, director corporativo de Iberia, patrocinadora del evento. Cierco afirmó que la apuesta por la diversidad en la compañía aérea no es una pose, sino una estrategia de crecimiento. El director corporativo de Iberia explicó que hace dos años lanzaron una iniciativa para aumentar el número de mujeres directivas en las diferentes divisiones de la compañía.

Tras realizar un estudio previo, afirmó,  «al mirarnos al espejo no salimos demasiado bien. El resultado está siendo positivo. hace tres años menos de un 10 por ciento de puestos directivos estaban ocupados por mujeres, y en sólo dos años hemos pasado de este 10 al 27 por ciento de presencia de directivas en la compañía.»