CONOCE A NUESTRAS SOCIAS: SOLEDAD GARRIDO, directora de Desarrollo de Negocio Aeroespacial Thales.
53278
post-template-default,single,single-post,postid-53278,single-format-video,bridge-core-3.1.6,qodef-back-to-top--enabled,,qode-essential-addons-1.5.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-30.4.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-7.5,vc_responsive

CONOCE A NUESTRAS SOCIAS: SOLEDAD GARRIDO, directora de Desarrollo de Negocio Aeroespacial Thales.

CONOCE A NUESTRAS SOCIAS: SOLEDAD GARRIDO, directora de Desarrollo de Negocio Aeroespacial Thales.

Thales refuerza su área aeroespacial con Sole Garrido, una mujer que vuela alto. 

Thales ha decidido reforzar su negocio en España concentrándose en el área aeroespacial. Para ello, ha «tirado» de talento femenino a la hora de conformar un equipo que cumpla con la nueva estrategia. Thales es empresas socia de Ellas Vuelan Alto, y dentro de nuestra política de dar a conocer a nuestros socios y socias, os ofrecemos una entrevista con Sole Garrido.

P.- ¿Cuál es tu puesto actual y cuál es tu cometido en Thales desde esa posición?

R.- Como sabéis Thales en España está reforzando el área aeroespacial ya que es un sector altamente innovador y en crecimiento.  Mi posición como directora de desarrollo de negocio aeroespacial justamente consiste en comprender el negocio de nuestros clientes y ayudarles desde Thales a mejorar su rendimiento, promoviendo todas las oportunidades relacionadas con equipos y sistemas a bordo de plataformas aeronáuticas para clientes civiles y militares.

P.- ¿Por qué te decidiste a hacer una carrera STEM? ¿Tenías algún referente? De ser así, ¿Era un mujer?

R.- Mi referente fue mi madre a la cual, a pesar de ser una mente brillante y absolutamente capaz de enfrentar cualquier reto, no la dejaron estudiar una carrera, se tuvo que conformar con casarse. Mi madre siempre me animó a ser libre y para ello entendí que tenia que ser independiente y para ello estudiar una carrera y mientras más difícil mejor. Y elegí ingeniería y elegí bien porque amo esta profesión.

P.- Tienes una amplía experiencia en el sector industrial, tanto a nivel nacional como internacional. ¿Cómo diste el salto al sector aeronáutico? ¿Qué destacarías de él frente a otros en los que has trabajado?

R.- Como siempre he tenido inquietud por salir al mundo, me fui a hacer el proyecto fin de carrera a la prestigiosa escuela francesa Supelec, y como soy ingeniera industrial especializada en automatización y control, me ofrecieron hacer un proyecto para la Agencia Espacial Europea: El Control SW del espectrómetro de transformada de Fourier de la mision Hershel-Planck. Y, claro, cuando tu primer proyecto es en el espacio, ya no quieres trabajar en otra cosa! El espacio te atrapa porque te hace soñar con otros mundos, con lo desconocido, estimula tu curiosidad y saca lo mejor de ti misma porque los productos embarcados en programas espaciales son prototipos únicos que admiten fallo cero.

P.- También has desarrollado una importante carrera internacional. ¿Ves diferencias entre los mercados internacionales en los que has trabajado y España?

R.- Mi experiencia internacional me ha enriquecido enormemente en lo personal y profesional. Cada país tiene su propia idiosincrasia y hay que entenderla y abrazarla para tener éxito. Yo he sido mexicana en México, australiana en Australia, canadiense en Canadá, etc. Y además cada país tiene presupuestos y ritmos temporales distintos, y distintas necesidades geopolíticas que dictan sus necesidades y hay que entenderlas y adaptarte. El desarrollo de negocio internacional es un reto fascinante ya que te permite operar en “glocal”, es decir, pensar globalmente y actuar localmente.

«El talento no tiene género y ningún sector se puede permitir el lujo de renunciar a él.»

P.- La empresa en la que trabajas Thales, ha hecho una apuesta estratégica por el sector aeroespacial. ¿Cómo ves el crecimiento en España de Thales en esta actividad y qué planes concretos vas a aplicar?

R.- Con respecto al segmento aeroespacial, desde Thales España vamos a impulsar nuestra apuesta a través de tres ejes:

El primero pasa por implementar la estrategia One Thales en el sector Aero, que se focaliza en el cliente. Nuestros clientes son tanto civiles como militares, directo y final, y así como nuestra propia compañía,que es una multinacional europea y, por tanto, es fundamental que la actividad y relaciones se armonicen a través de una figura que tenga una visión integral del mercado y pueda coordinar acciones para maximizar resultados.

Segundo, establecer alianzas locales con empresas líderes en el mercado donde Thales complemente sus actividades. Es un modelo de negocio basado en la colaboración/complementariedad más que en la competición. Es formar parte del ecosistema y adaptarnos para maximizar el éxito.

Tercero, vamos a impulsar nuestra huella en España aumentando la producción local, en aquellos productos donde se dé mayor valor al cliente a través de precio, servicio, cercanía, etc. Ejemplos de éxito en este eje son por ejemplo la DKU (Display Keyboard Unit) que va a bordo de todos los helicópteros NH-90 y el TUUM, que es el sistema de comunicación digital submarino, y que fabricamos en nuestras instalaciones de Leganés para exportación.

Por último, vamos a desarrollar tecnología propia para responder a las necesidades de nuestros clientes en España civiles y militares. Desde la idea hasta la fase de I+D, producción y apoyo al ciclo de vida, tenemos los recursos materiales y el talento necesarios.

P.- Thales también tiene un fuerte compromiso con EVA. ¿Qué valores comparte Thales con la misión y valores de Ellas Vuelan Alto?

R.- Ellas vuelan alto quiere fomentar la igualdad de género y la visibilidad de la mujer en el sector aeroespacial. En Thales hay un fuerte compromiso con la diversidad y en especial con apoyar la presencia de mujeres en posiciones directivas,no a nivel Grupo Thales el 87% de los comités incluyen al menos tres mujeres y en el caso de Thales en España y en la nueva región Iberia-Turquía, la presencia de mujeres en los comités de dirección está perfectamente equilibrada. Esto es un hecho relevante que no había ocurrido hasta ahora.

P.- La asociación celebró su V Aniversario en 2023. ¿Qué destacarías del trabajo de Ellas Vuelan Alto y cuál es tu visión sobre el papel de la mujer en el sector aeroespacial?

R.- El talento no tiene género y ningún sector se puede permitir el lujo de renunciar a él.  Si no garantizamos a las generaciones presentes o futuras que van a tener igualdad de oportunidades, difícilmente atraeremos al 50% de la población y por tanto al 50% residente del talento a este sector.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.