El mundo mira a España y a sus mujeres
49347
post-template-default,single,single-post,postid-49347,single-format-standard,bridge-core-3.0.9,qodef-back-to-top--enabled,,qode-essential-addons-1.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-29.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.13.0,vc_responsive

El mundo mira a España y a sus mujeres

El mundo mira a España y a sus mujeres

En muchas ocasiones desde EVA afirmamos que lo que no se ve no existe y este es justo el caso. El pasado 20 de agosto la selección española femenina de fútbol se alzaba con la Copa del Mundo, el máximo galardón en este deporte, y toda España se levantaba para celebrarlo con ellas. Qué mejor manera de visibilizar el talento femenino.

Estas mujeres no solo son campeonas del mundo. Son las mujeres que han abierto las puertas a una práctica deportiva dominada por el género masculino, con orgullo y determinación. Muchas debieron luchar para jugar a la pelota en el patio sin ser cuestionadas; siguieron luchando para jugar al fútbol aunque supusiera desplazarse muchos kilómetros; han jugado en campos de barro y sin recursos. Lo que siempre han tenido es la energía que caracteriza a todos los deportistas que lucen la camiseta de “La Roja”. Estas mujeres representan el coraje de otras muchas en el día a día, y esto es otro de los logros de la selección femenina, poner en valor el trabajo diario de miles de mujeres.

Si España, sus instituciones y la sociedad al completo no toma la posición correcta frente al trabajo de todas sus mujeres no solo perdemos nosotras, perdemos todos, el país entero, y perderemos la oportunidad de ser referencia mundial.

 Desde nuestra asociación queremos alzar la voz para que toda la sociedad sea consciente de que la selección femenina de fútbol española ha logrado una proeza sin precedentes en este deporte en nuestro país. En sólo tres convocatorias un grupo de mujeres que optaron por dedicarse profesionalmente a un deporte típicamente masculino, con escasa financiación e interés del gran público, se han coronado como campeonas del mundo, Y HAN VOLADO MUY ALTO. Esto es lo que importa. La estrella en la camiseta de las jugadoras de la selección es un triunfo más de las mujeres, del que no podemos si no sentirnos orgullosos todos, vivirlo como el triunfo de una generación de mujeres a las que nadie tiene que explicarles qué es el verdadero o el falso feminismo.

Nada puede haber más inspirador para nuestras futuras generaciones que 23 jóvenes mujeres levantando la Copa del Mundo de fútbol femenino. Es la imagen que debe permanecer en nuestras retinas, todo lo demás es, sin duda, y lamentablemente, un episodio más de intereses de poder y comportamientos inapropiados que no deberían consentirse en nuestras instituciones.

Una vez más se pone de manifiesto la importancia de la igualdad en las instituciones, empresas y en la sociedad en general. En la RFEF el dominio masculino es absoluto, y eso es algo que debería cambiar para bien de toda la sociedad y del fútbol en particular, más aún en este momento de euforia con la Copa de Campeonas del Mundo Femenino aún en alto. Con un porcentaje mayor de mujeres en su Asamblea y en los órganos directivos de esa Federación ciertos comportamientos estarían absolutamente descartados por antediluvianos y entrega del Trofeo a nuestras futbolistas no ha hecho más que empañar el verdadero triunfo y el valor real de lo conseguido.

 Que nos dejen disfrutar de uno de los mayores logros del deporte a nivel mundial, el triunfo de la selección femenina de fútbol.

ENHORABUENA CAMPEONAS

GRACIAS POR ABRIR CAMINO

#LAROJ@

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.