EL SALARIO DE LAS MUJERES PENALIZADO POR SER MADRES SEGÚN UN ESTUDIO DE BANCO DE ESPAÑA
19899
post-template-default,single,single-post,postid-19899,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

EL SALARIO DE LAS MUJERES PENALIZADO POR SER MADRES SEGÚN UN ESTUDIO DE BANCO DE ESPAÑA

EL SALARIO DE LAS MUJERES PENALIZADO POR SER MADRES SEGÚN UN ESTUDIO DE BANCO DE ESPAÑA

Según un informe reciente publicado por el Banco de España, el sueldo de las mujeres sufre un retroceso por tener hijos, en concreto las mujeres cobran un 11% menos tras ser madres.

Paralelamente, los hombres no se ven penalizados en el mercado laboral tras ser padres, lo que explica gran parte de la brecha salarial entre hombres y mujeres. El estudio, que lleva por título ‘The Child Penalty in Spain’, concluye que los ingresos laborales brutos de las mujeres se ven reducidos en un 11,2% durante el primer año tras la maternidad, mientras que las ganancias de los padres aumentan en un 0,15%. Durante el año siguiente al nacimiento, el retroceso en las ganancias de las mujeres se amplía hasta el 19,5%, una tendencia que continúa incluso diez años después del primer parto, de manera que, según la institución, «a lo largo de los años, las ganancias de las mujeres nunca vuelven a los niveles previos a la maternidad».

Aunque, afortunadamente, las empresas socias de Ellas Vuelan Alto están muy comprometidas con la igualdad de género y  facilitan al máximo posible la conciliación de la vida profesional y personal tanto de mujeres como de hombres, este informe de Banco de España revela esta realidad social que cifra en un 28% la brecha que genera la maternidad en los ingresos de las mujeres respecto a los de los varones al cabo de una década de ser madres, una magnitud similar a la de Suecia y Dinamarca, aunque más «persistente» en el caso de España, y menor que la de Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Austria. «La maternidad explica una proporción significativa de la brecha de género en los ingresos«, apunta el Banco de España, que ha utilizado para este estudio datos de la Muestra Continua de Vidas Laborales de la Seguridad Social de casi 550.000 trabajadores (264.391 madres y 279.437 padres) desde 1990 hasta 2018, según datos de Europa Press.

Entre los factores que facilita la entidad bancaria para explicar este retroceso en los ingresos, se encuentra una mayor probabilidad de las mujeres a trabajar a tiempo parcial después de tener el primer hijo,  así como una mayor temporalidad en el empleo. Según los datos aportados por Banco de España, la probabilidad de que las mujeres trabajen a tiempo parcial aumenta un 30% un año después de tener a su primer hijo, mientras que la de los hombres disminuye un 8%. Al mismo tiempo, el Banco de España apunta que la probabilidad de que las mujeres trabajen con un contrato temporal aumenta un 32% tras la maternidad, frente al descenso en un 5% de esta probabilidad entre los varones.

Por otro lado, también se aprecian diferencias si se tiene en cuenta el nivel de formación de las afectadas. De esta forma, las mujeres con educación universitaria reaccionan a la maternidad más en el margen intensivo, trabajando a tiempo parcial), mientras que las mujeres sin educación universitaria son  más propensas a hacerlo en el margen extensivo, es decir, trabajando menos días.

Estudios como este demuestran la importancia de la labor de entidades como Ellas Vuelan Alto, que tiene como objetivo dar visibilidad a la labor de las mujeres y fomentar su posición en puestos directivos que garanticen la disminución de esa brecha salarial, sin que influya la maternidad en la carrera laboral.