Ellas Vuelan Alto reúne a los principales actores del sector aeroespacial en una jornada sobre políticas ESG
51830
post-template-default,single,single-post,postid-51830,single-format-standard,bridge-core-3.1.3,qodef-back-to-top--enabled,,qode-essential-addons-1.5.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-30.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-7.3,vc_responsive

Ellas Vuelan Alto reúne a los principales actores del sector aeroespacial en una jornada sobre políticas ESG

Ellas Vuelan Alto reúne a los principales actores del sector aeroespacial en una jornada sobre políticas ESG

Ellas Vuelan Alto reúne en su primer evento anual a un importante panel de expertos para analizar la estrategia ESG de las principales organizaciones nacionales del sector aeroespacial, con el foco puesto en las estrategias sobre sostenibilidad, diversidad y su gobernanza.

 

ESG son las siglas en inglés de Environmental, Social y Governance. Se usan para determinar que las empresas tienen implementada en su estrategia unos valores de concienciación ambiental, social y de gobernanza, para el funcionamiento de las mismas.

Este ha sido el tema elegido por Ellas Vuelan Alto para  su primer evento de 2024. Celebrado en colaboración con Airbus, socio fundador oro de la asociación, en sus instalaciones de Getafe, Madrid, el evento ha reunido a un completo panel de expertos en dos mesas redondas, en las que se ha profundizado en el nivel de implicación de las empresas en estas políticas, sus beneficios y la dificultad para implementarlas.

Esther Apesteguía,directora de comunicación de Ellas Vuelan Alto, abrió la jornada agradeciendo a Airbus su colaboración para realizar el primer evento del año de la Asociación, y recordó el camino de la aviación por hacer sus productos más sostenibles desde hace décadas. «Sostenibilidad no es una moda en esta industria, es una estrategia decidida y comprometida desde hacer décadas por hacer cada generación de aviones más eficientes y menos contaminantes«, afirmó.

María Prieto, Chief of Staff to Airbus CEO, ha dado la bienvenida a todos los asistentes en conexión telemática desde Toulouse, la sede central de la multinacional. Prieto ha explicado las palancas en las que se apoya la estrategia ESG del grupo. “Además del respeto al Planeta, ofreciendo familias de aviones cada vez más sostenibles, el negocio de Airbus también cuenta con estrategias que buscan el bienestar de las personas a través de la seguridad, calidad, integridad, cumplimiento y protección de nuestros productos y servicios, mostrando una gran responsabilidad con la sociedad y con las futuras generaciones”.

 Ricardo Rojas, Presidente de Aviones Comerciales de Airbus en España, ha sido el encargado de abrir la jornada en una entrevista realizada por Estefanía Matesanz, secretaria y Directora de Socios de Ellas Vuelan Alto y Head of Facility Management Real Estate de Airbus en España. Rojas ha explicado que en Airbus la estrategia ESG está directamente integrada en los principales objetivos de negocio de la multinacional y ha lanzado un importante mensaje en materia de diversidad: ”Todos tenemos familia, amigos, hijos e hijas, y la diversidad que observamos en nuestro mundo particular tiene que reflejarse en la gestión de las organizaciones en las que tenemos responsabilidad por nuestra posición.”

Además, Ricardo Rojas ha explicado los ejes sobre los que se desarrolla la estrategia ESG de Airbus, donde la diversidad en su más amplio sentido, la sostenibilidad y las personas en el centro de estas políticas determinan la gobernanza de la compañía.

2030,  AÑO CLAVE EN LA DESCARBONIZACIÓN

Tras la apertura se celebró la primera mesa redonda de la jornada, con el título: “Políticas ESG en las empresas de transporte”, que contó con la participación de María Luisa Domínguez, directora de Planes y Proyectos Estratégicos de Adif, Amparo Brea, directora de Innovación, Sostenibilidad y Experiencia al Cliente de Aena, Javier Gándara, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) y Mónica Álvarez, directora de la planta de Illescas de Airbus.

Moderada por Estefanía Matesanz se analizaron los principales retos en materia de sostenibilidad de las organizaciones, además de insistir en la importancia de la intermodalidad con el modo ferroviario y otros medios de transporte, para conseguir una reducción eficaz de las emisiones del transporte aéreo.

En este sentido, Mónica Álvarez explicó que el principal reto al que se enfrenta Airbus es reducir las emisiones de los productos del fabricante en servicio, que representan el 98% de las emisiones totales de la compañía. “Nuestro compromiso es reducir el 46 % de las emisiones actuales de estos productos en el año 2035. En este sentido, nuestros esfuerzos en desarrollos tecnológicos se centran en tres líneas de actuación: poner en el mercado nuestros aviones de última generación, mucho más eficientes, promover el uso de combustibles sostenibles, certificando nuestros aviones para un 100% de uso en el año 2030 y lanzar un avión propulsado por hidrógeno en el año 2035”.

Por su parte Javier Gándara explicó que: «La sostenibilidad es el principal desafío actual y futuro de la aviación. Estamos comprometidos en alcanzar emisiones netas cero para 2050 con una hoja de ruta que incluye el uso de combustibles sostenibles y la optimización de la gestión del tráfico aéreo, entre otras medidas. Sin embargo, esa transición no la podemos hacer solos, necesitamos la colaboración de diversos actores más allá de la industria aérea”.

 Estefanía Matesanz recordó el resultado de un informe del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE), renovado recientemente, en el que se estudió el efecto en reducción de emisiones si los vuelos “cortos” se suprimieran o modificaran (medida sugerida tanto por España y Francia) y, como conclusión, solo suponía un 0,5% de reducción, es decir, una medida “cosmética” a juicio del COIAE. En este sentido, Javier Gándara también destacó el papel de asociaciones como ALA o el COIAE en cuanto a dar información precisa y consolidada sobre lo que la aviación supone en cuanto a emisiones y las medidas que se están aplicando, para evitar que “acusaciones” o movimientos como la “vergüenza de volar”.

El papel del tren, como colaborador para conseguir reducir las emisiones, y no como competidor, centró la intervención de la ex presidenta de Adif y actual responsable de nuevos proyectos en la empresa pública. Domínguez hizo hincapié en las políticas ESG de Adif, como la fabricación de la energía que se consume en sus centros o la economía circular. También quiso dejar claro los problemas presupuestarios a los que se enfrenta el ente público al abordar este tipo de políticas, y reafirmó la total voluntad de colaboración con el sector aéreo, describiendo la intermodalidad como una de las posibles vías para conseguir descarbonizar el transporte aéreo.

Amparo Brea, de Aena, describió el Plan de Acción Climática del gestor aeroportuario español como “pilar clave en el crecimiento de la compañía. Es un pilar transversal, y está respaldado por una inversión prevista de 750 millones de euros hasta el año 2030”. Brea afirmó que además de las medidas en marcha, uno de los grandes retos que se plantean en el sector aeroportuario es un cambio de paradigma. “Los aeropuertos tendrán que abordar la generación de energías alternativas y su suministro a los usuarios de las infraestructuras”, en este sentido explicó que Aena está construyendo una central geotérmica en el aeropuerto de Barajas, con capacidad de 142 megavatios de origen renovable, que será la más grande de Europa. “Aena quiere liderar y así lo está haciendo la estrategia de sostenibilidad en el sector de aeropuertos en Europa”.

 En el cierre de la mesa, Estefanía Matesanz destacó la significativa evolución del sector aeronáutico en cuanto a la sostenibilidad se refiere, siendo uno de los sectores que, suponiendo un 2,5% de las emisiones mundiales, tiene un hoja de ruta, un gran compromiso y objetivos muy claros para conseguir la eliminación de emisiones.

NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

 La segunda mesa redonda analizó el estado del arte tecnológico del sector aéreo para conseguir el objetivo de Cero emisiones netas en el año 2050. Moderada por Estíbaliz Salazar, Directora de Sostenibilidad y Relaciones Institucionales de ENAIRE, se completó con la participación de Beatriz Ventero, Boeing Strategy and Operations Acting Manager at Boeing Research & Technology – Europe, Gustavo Alonso, Catedrático de ingeniería aeroespacial en la Universidad Politécnica de Madrid, Lucía Guerrero, ZEROe FTD Weight Manager  en  Airbus y Ana Dueñas, Gerente de operaciones de aviación y gestión de participadas de Repsol y Belén González, Responsable de medio ambiente y responsabilidad social corporativa ITP Aero.

En una mesa con un contenido eminentemente técnico, se confrontaron las visiones y diferentes tecnologías por las que apuestan los dos grandes fabricantes de aviones comerciales del mundo, Airbus y Boeing. La representante de Airbus, Lucía Guerrero, explicó el enorme reto que supone el proyecto de disponer de un avión comercial impulsado por hidrógeno en el año 2035. Guerrero afirmó que “trabajamos sobre tres prototipos, con diferentes tecnologías, que incluyen un diseño completamente disruptivo de la morfología conocida hasta ahora de un avión comercial. Uno de los protagonistas en este nuevo diseño es la manera de almacenar y distribuir el hidrógeno, que plantea una solución completamente diferente frente a la de aviones impulsados por combustible tradicional.

Beatriz Ventero, de Boeing, afirmó que la tecnología de hidrógeno presenta todavía muchos problemas, además de los propios de transportar este tipo de combustible en un avión, su propia generación. Ventero afirmó que en Boeing también trabajan en diferentes tecnologías para cumplir con el compromiso de cero emisiones netas en 2050. “Es muy difícil buscar sustitutos con la misma eficacia de los combustibles de aviación actuales, el hidrógeno presenta muchas dificultades, por lo que hay que ser realistas en las estrategias” y añadió que la colaboración público privada es esencial en este aspecto, poniendo el ejemplo de los incentivos fiscales que en Estados Unidos están dando tanto a los productores como a los usuarios del SAF. “Para los productores de SAF hay una bonificación fiscal de 1,25 dólares por galón, este debe ser el camino”, concluyó.

Por su parte Ana Dueñas, representando a Repsol, explicó que el SAF es el camino más eficaz y realista a día de hoy para conseguir reducciones efectivas de las emisiones contaminantes y explicó el proyecto de la planta de Cartagena que la energética está construyendo, con capacidad para suministrar ya el 2% de SAF que será obligatorio para las compañías aéreas en el año 2025 tanto en España como en Portugal. “Ya hay compañías que están firmando contratos de suministro pero necesitamos marcos regulatorios más claros que garanticen la viabilidad de nuestras inversiones, y también, como están haciendo en Estados Unidos, políticas fiscales que incentiven la producción y el uso de estos combustibles sin que suponga un incremento exponencial de costes para  las aerolíneas”.

 Gustavo Alonso abrió el debate al poner sobre la mesa otras emisiones contaminantes del transporte aéreo más allá del carbono, como el metano. “Descarbonizar resuelve solo un tercio del problema –afirmó- y ahí el SAF añade beneficios, pero hay que incidir y trabajar en las emisones de partículas de óxido de nitrógeno, con efectos complejos sobre el calentamiento, o el metano”.

 La representante de ITP Aero explicó las diferentes líneas de investigación que están llevando a cabo las empresas motoristas, en el caso de la compañía española se centró en las mejoras del Ultrafan, el nuevo motor de Rolls Royce en el que ITP Aero suministra importantes componentes completos. “Pero al final no somos responsables del motor completo –dijo-desde nuestra perspectiva industrial demandamos ayuda para investigación, la colaboración público privada es fundamental. Estamos ante un reto complejo que hay que abordar a nivel global”.

 

 Gema Martín del Burgo, presidenta de Ellas Vuelan Alto, fue la encargada de resumir las principales conclusiones de la jornada, poniendo el foco en tres palabras repetidas a lo largo de la mañana: Colaboración, reto global y compromiso del sector con el cambio climático.

Jorge Caro, Coordinador Nacional de Airbus España, cerró la jornada explicando la apuesta del fabricante de aviones comerciales por la estrategia ESG, poniendo el foco en la G de gobernanza. “Dentro de esta estrategia, afirmó Caro, está nuestro apoyo a las políticas de igualdad y diversidad, y de ahí nuestro compromiso con Ellas Vuelan Alto desde el momento de su creación hace cinco años como socios oro”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.