Las redes de mujeres, un paso más allá del Plan de Igualdad
27052
post-template-default,single,single-post,postid-27052,single-format-standard,bridge-core-2.4.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-27.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Las redes de mujeres, un paso más allá del Plan de Igualdad

Las redes de mujeres, un paso más allá del Plan de Igualdad

En España, desde 2007, se exige a las empresas de más de 250 trabajadores desarrollar un Plan de Igualdad y, desde 2019, se está reduciendo progresivamente el número de personas en plantilla de 250 a 50; por lo que muchas empresas tendrán que afrontar un Plan. Pero la igualdad no es solo cuestión de redactar un documento, sino que el plan debe ser abrazado por la compañía de una forma completa y responsable, para que pueda generar en sí mismo un valor real a nuestra sociedad.

Una Red permite algo mucho más completo que el desarrollo de un Plan de Igualdad. Es un órgano vivo dentro de la compañía que busca poder redefinir la cultura a través de pequeñas acciones. Porque las costumbres arraigadas en las compañías, unidas a sesgos sociales que tenemos hombres y mujeres, deben ser desmontados poco a poco, para poder afianzar modelos nuevos que permitan colocarnos como sociedad y como empresas en el lugar que merecemos. Una Red dentro de nuestra empresa puede ayudarnos a visibilizar estos sesgos y, por tanto, a reconducirlos poco a poco.