Nuevo webinar EVA: Liderando la diversidad
25983
post-template-default,single,single-post,postid-25983,single-format-standard,bridge-core-2.9.3,qodef-back-to-top--enabled,,qode-essential-addons-1.3.1,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-27.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Nuevo webinar EVA: Liderando la diversidad

Nuevo webinar EVA: Liderando la diversidad

Ellas Vuelan Alto organizó el pasado miércoles 12 de mayo su primer, y único evento a lo largo de sus tres años de vida,  donde los invitados fueron todos hombres. Con el título Liderando la diversidad, el objetivo principal fue dar voz a los responsables de que las políticas de diversidad funcionen a nivel empresarial.

Liderando la diversidad ha sido el primer evento organizado por la asociación Ellas Vuelan Alto en el que los invitados eran todos hombres. El tema, como el título indica, ya se alejaba de los planteamientos tradicionales de los encuentros de nuestra  asociación, que huye de hablar continuamente de la desigualdad, y pretende visibilizar a las mujeres referentes de un sector tradicionalmente masculino.

Este ha sido uno de los grandes aciertos de Ellas Vuelan Alto, visibilizar voces femeninas hablando de los problemas y tendencias que inquietan y marcan el futuro del sector aeroespacial y del transporte aéreo

En esta ocasión tomamos una decisión valiente. ¿Por qué no convocar a responsables de empresas que apoyan Ellas Vuelan Alto para qué nos cuenten cuál  es la situación real en sus empresas? ¿Se creen ellos la diversidad? ¿Qué hacen para conseguir mayor igualdad?

El encuentro se celebró en el Salón de Actos de la Escuela de Organización Industrial, que cedió el espacio a Ellas Vuelan Alto en virtud de nuestro acuerdo de entidades amigas, y fue retransmitido en streaming, otra novedad para Ellas Vuelan Alto.

De izquierda a derecha, Ángel Rodero, Jorge Caro, Ángel Luis Arias, Marco Sansavini y Óscar Sanguino.

Quién siguiera el encuentro pudo comprobar que la apuesta fue valiente, y que nuestros invitados fueron aún más audaces. Mostraron su compromiso con los objetivos, misión y valores que alientan Ellas Vuelan Alto,  y no dudaron en ponerse ante un espejo que demuestra que la desigualdad en el sector todavía es evidente, dando cifras de la presencia femenina en sus empresas y organizaciones en todos los niveles.

Jorge Caro, Secretario General Airbus en España. “En Airbus España un 23 por ciento de los empleados son mujeres, no estamos orgullosos de esta cifra porque tenemos un objetivo más ambicioso, pero también es cierto que estamos un 5 por ciento de la media del sector en España y un 6 por ciento de Europa.”

El hecho, como comentó la presidenta de Ellas Vuelan Alto durante la introducción al debate, de que fueran cinco hombres los que ocuparan el escenario revela la situación. Con gran dosis de humor, Teresa Busto recibió a los ponentes comentando que para Ellas Vuelan Alto tener sentadas en esos taburetes al menos a un 50 por ciento de mujeres significaría que habríamos avanzado en uno de los principales objetivos de la asociación, que se incremente el número de mujeres en puestos de dirección.

Pero la realidad es la qué es, explicó Teresa Busto, “Y por eso hay cinco hombres sentados en este escenario, como máximos representantes de sus empresas”.

Jorge Caro, secretario general del Grupo Airbus en España, Ángel Rodero, CEO de Babcock Spain, Ángel Luis Arias, director general de ENAIRE, Óscar Sanguino, presidente de SEPLA, y Marco Sansavini, presidente y CEO de Vueling, fueron nuestros cinco protagonistas.

Todas sus intervenciones fueron valientes y realistas. No esgrimieron ninguna excusa para explicar el porqué de la menor presencia femenina especialmente en los puestos directivos de sus compañías. Pero aportaron también argumentos que explican la situación, y que no tienen que ver tanto con sus propias compañías como con otras cuestiones culturales y sociales.

Ángel Rodero, CEO de Babcock Spain: “Cuando el actual equipo directivo llegó en 2016 no había ni una sola mujer en el comité de dirección, hoy llegamos al 40 por ciento. Pero por las características de nuestra actividad, donde la mayoría de empleados son pilotos, aquí estamos en el 3 por ciento, mientras que en el grupo de Técnicos de Mantenimiento en el 3,5%. Sin duda, tenemos que preguntarnos porqué ocurre esto”

Tampoco eludieron ninguno de los temas que llevan años formando parte de la reivindicación feminista, como las exigentes condiciones laborales de los altos puestos de dirección, diseñados por y para hombres, en un tiempo en el que era impensable que una mujer pudiera acceder a estos puestos directivos. En este sentido todos ellos comentaron que sus compañías están tomando cartas en el asunto, e implementan medidas de conciliación sin tener en cuenta el género.

“Es un trabajo de lluvia fina –explicaron- pero que va dando sus frutos.” De hecho, argumentaron, los comités de dirección ya no son lo que eran, así como el presencialismo en las oficinas. Muchos ejecutivos se encargan de recoger o de llevar a sus hijos al colegio, cosa que antes era impensable, afirmaron.

Todos ellos también, en este sentido, afirmaron que hay una gran diferencia intergeneracional. Lo que para gente que ha pasado los 50 –sin generalizar, explicaron- son cosas normales, las generaciones más jóvenes tienen un cambio de paradigma. Muchos de los panelistas, menores de cincuenta años, relataron su propia experiencia y la de sus equipos, demostrando que el trabajo realizado a lo largo de los últimos años por asociaciones como la nuestra, está haciendo cambiar los comportamientos.

Óscar Sanguino, presidente Sepla: “El porcentaje de mujeres piloto en las compañía aéreas en España no llega al 5 por ciento. Es un desafío grande, con el que SEPLA está comprometido. La de piloto es una profesión que obliga a estar mucho tiempo fuera de casa, y esto ha influido tradicionalmente para que las mujeres, especialmente cuando son madres, no opten por este itinerario.”

El otro gran cambio que estos cinco ejecutivos explicaron durante el debate ha devenido de la pandemia, una evolución en positivo propiciada por el teletrabajo, que ha hecho que los hombres asumieran las labores en el hogar tradicionalmente realizadas  por las mujeres, a pesar de tener en muchos casos el mismo estatus profesional, o incluso superior.

Ángel Luis Arias, director general de ENAIRE:: “ENAIRE presenta unas cifras bastante buenas en cuanto a número de mujeres en la organización. Pero aún nos queda por llegar en algunos grupos. Pero nos tomamos tan en serio esta diversidad que está en nuestro plan estratégico, con objetivos concretos de presencia de mujeres en todos los niveles”.

“Estar en el hogar todo el día nos ha hecho entender el volumen de trabajo que muchas mujeres asumen, y el importante trabajo que se deriva de la atención y la educación de los hijos, especialmente en edades tempranas”,afirmaron, incluso en tono jocoso alguno de ellos comentó: “Nos hemos dado cuenta del infierno que supone asumir todas las labores inherentes a un hogar y a una familia”. Por eso decimos que la intervención de estos cinco ejecutivos fue valiente y sincera.

Estas cinco empresas, además, tienen planes de igualdad y de diversidad concretos para paliar la situación. Además de que alguna de ellas cuentan con redes de mujeres que ayudan en la consecución de este objetivo, es el caso de Airbus –Women Network-, Babcock –Better Together-, ENAIRE –EnaireEnFemenino- y SEPLA, Aviadoras.

Marco Sansavini, presidente de Vueling: “La igualdad es un objetivo estratégico dentro de IAG, grupo al que pertenece Vueling.  Pero partimos de una base mala, especialmente en el colectivo de pilotos, hay sesgos inconscientes. Una de las medidas que hemos desarrollado en Vueling es medir esta presencia femenina a todos los niveles, sin lo mides, no lo gestionas”.

Se inició el debate con la pregunta del “millón”.¿Por qué las mujeres son menos en este sector? Más allá de la explicación habitual que muestra que estas empresas tienen su principal bolsa de contratación en perfiles STEM, donde el porcentaje de mujeres sigue siendo muy bajo, salieron a la luz otros problemas tradicionales que impiden a las mujeres “llegar a lo más alto”, salvo contadas excepciones.

Por ejemplo, comentaron los presentes, la maternidad y las condiciones de trabajo de los niveles ejecutivos más altos hacen que muchas mujeres no acaben de dar el salto, que sientan que no merece la pena renunciar a la crianza de sus hijos. Una de las soluciones aportadas, explicaron, que las empresas se desempeñen por objetivos, y no por horas de presencia en la oficina.

Cuando en las compañías lo que importan son los resultados,  los responsables buscan el talento, y éste aflora sin tener en cuenta el género.

Otra de las medidas que estas empresas están desarrollando, es una tan sencilla como que en los procesos finales de selección de puestos de responsabilidad siempre exista una aspirante a la posición.

Respecto al tema de la igualdad salarial, también se ofrecieron interesantes argumentos. En todos los convenios de las empresas presentes en este encuentro, afirmaron los ponentes, se contempla la igualdad salarial.

Pero, explicaron, cuando bajas a la realidad no es así. Ángel Rodero, CEO de Babcock Spain, afirmó que en el caso de su copañía, donde la mayoría son pilotos, y por tanto hay un importante componente de retribución variable en función de las horas voladas, lo que sucede al final es que las mujeres piloto vuelan menos, por temas como el cuidado de los hijos. “Esto –explicó- hay que atajarlo, replanteando los modelos de compensación salarial”.

Otros de los panelistas, como el director general de ENAIRE, incidió también en este tema. Las mujeres se acogen más a la reducción de jornada, explicó, y por tanto al final su remuneración es menor.